Plaza de San Felipe Neri, pura historia en el Barrio Gótico barcelonés

A1

La plaza de San Felipe Neri es una plaza singular de Barcelona, que recibe el nombre de la iglesia homónima de estilo barroco que la preside. Está situada en el Barrio Gótico, en el distrito de Ciudad Vieja, y más concretamente en el barrio del Call y San Felipe Neri. Si se presta atención se puede ver agujeros causados por la metralla de una bomba aérea que lanzó el bando nacional durante la Guerra Civil.

La plaza se erige sobre el antiguo cementerio medieval de Montjuic del Obispo, destruido durante la Guerra Civil Española. Se puede acceder a la plaza tomando primero la calle San Felipe Neri y posteriormente, la calle de San Severo. La Iglesia de San Felipe Neri tiene anexada la casa de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, a la cual también se puede acceder desde la misma plaza.

La plaza está rodeada de casas de estilo renacentista. También es la sede de las antiguas casas de los gremios de Caldereros y Zapateros,​ esta última es la sede del Museo del Calzado de Barcelona. En el centro de la plaza se encuentra una fuente de agua con base octogonal.

El arquitecto municipal Adolf Florensa fue el encargado del proyecto de reconstrucción y decidió recrear una plaza; también decidió adaptar dos fachadas renacentistas de dos edificios que no habían sido reconstruidos para poder crear dos accesos a la plaza desde la avenida de la Catedral y desde la Vía Layetana.​ Finalmente, se recreó la fachada de la entrada de la calle de San Felipe Neri aprovechando elementos de los antiguos edificios.