Park Güell, la herencia de la familia Güell a la ciudad de Barcelona

PARK GUELL 1509020556

El 1900 se inició la construcción del popular Park Güell de estilo modernista en la ciudad de Barcelona, una metrópolis moderna y cosmopolita que basaba su economía en la potencia de su industria y que superaba el medio millón de habitantes.

La Exposición Universal de 1888 puso de manifiesto en Europa y en el mundo la pujanza de la capital de Cataluña, e impulsó la búsqueda de un nuevo lenguaje artístico y de representación urbana.

En 1886 Eusebi Güell confió a Gaudí la construcción de su nueva vivienda, el Palau Güell, en la calle Nou de la Rambla, en el casco antiguo de la ciudad. Más tarde, en 1895, Gaudí construyó con la colaboración de Francesc Berenguer una bodega vinícola en el Garraf y en 1898 proyectó la iglesia de la Colònia Güell, donde residían los obreros de la gran fábrica textil que el industrial poseía en las proximidades de Barcelona. Finalmente, en 1900, Gaudí recibió el encargo de proyectar el Park Güell.

Güell entendió mejor que ningún otro de sus contemporáneos el sentido de la arquitectura de Gaudí. Durante muchos años, la familia Güell residió en la casa solariega que había en los terrenos donde se ubicó la urbanización (actualmente es un colegio), mientras que Gaudí vivía en una de las dos casas que allí se construyeron.

En vida del empresario, el parque ya era considerado una de las grandes atracciones turísticas de Barcelona, y la gran plaza se cedía a menudo para la realización de actos catalanistas, bailes de sardanas y otros acontecimientos de carácter cívico y social.