Saltear al contenido principal

Palacio Real Menor

Palacio Real Menor

El Palacio Real Menor de Barcelona en sus orígenes se convirtió en el Palacio del Temple, es decir la sede del pedido o convento de la orden del Temple en la ciudad condal.

En su origen estaba formado por un conjunto de edificios situados en el casco antiguo de Barcelona, ​​entre las actuales calles de Ataulfo, Timón-Milans, Avinyó y Templarios-Cervantes. El 1866 fue derribado por el entonces propietaria del Palau, la condesa de Sobradiel, para construir pisos de alquiler. Del edificio antiguo actualmente sólo nos queda la capilla.
A lo largo de su existencia ha reunido varios estilos arquitectónicos que van desde el romano hasta el barroco. Tres puertas daban acceso a una gran plaza con varios edificios como torres, iglesias y jardines. Tenía un gran salón parecido al Salón del Tinell, llamado Sala de los Caballos, que se llegó a utilizar como teatro. Gracias a varias pinturas de mediados del siglo XIX se puede observar la majestuosidad del edificio, que fue degradándose hasta su derribo final en el siglo XIX.

En la actualidad no queda gran cosa del edificio principal, y los restos más destacadas son las de la capilla del Palacio Real, que antes fue la Capilla del Convento de los Templarios, reconstruida en el siglo XVI. No a mucha distancia encontramos una solitaria puerta al fondo de la calle Timón. Según algunas fuentes era la puerta que conducía a los jardines y el huerto del Palau, según otros, atravesaba la muralla permitiendo comunicar el convento templario directamente con el exterior y habría sido construida con autorización del rey Jaime I de Aragón, por el estima que tenía a la orden de caballería que le había llamado y educado.

Volver arriba