Saltear al contenido principal

Sumérgete en el modernismo de la colonia industrial Güell

Sumérgete En El Modernismo De La Colonia Industrial Güell

La colonia industrial Güell de origen modernista cautiva a los visitantes por su encanto y la tranquilidad del entorno que transmite su atmósfera del siglo XIX que aún perdura en sus calles y la hacen tan especial.

El visitante puede pasear observando los edificios singulares y de gran belleza creados por los arquitectos modernistas de la época donde encontraran los rasgos más característicos de dicho movimiento. Los edificios más singulares de la Colonia Güell son los siguientes:

 

Los edificios de Antoni Gaudí

El trabajo de Gaudí se centró en el edificio de la Cripta. Ésta supone un punto culminante en la obra creativa de Gaudí. Incluye numerosos ejemplos del dominio por parte de Gaudí de las artes aplicadas, tanto en los elementos del mobiliario como en los ornamentales. Destacan los bancos con reclinatorio y el espacio único de la nave, cuya fluidez queda realzada por la iluminación procedente de los ventanales, los cuales incorporan, por la parte exterior de la iglesia, ornamentos y mosaicos de simbología religiosa. Destaca la gran variedad de materiales empleados: piedras basálticas y calizas, ladrillos cerámicos y requemados, escoria de fundición, cerámica, vidrio y diferentes tipos de mortero.

 

Los edificios de Francesc Berenguer

La utilización moderada de la cerámica, la disposición del ladrillo visto y el trabajo del hierro forjado son constantes en la obra de Berenguer. También es característico el taranná plano y equilibrado de sus fachadas, y el claro planteamiento volumétrico de sus edificios.

 

Los edificios de Joan Rubió

En los edificios de Joan Rubió, el ladrillo visto se convierte en el protagonista y se utiliza como pieza modulada que permite soluciones diferentes, ya sea decorando y organizando fachadas como a la hora de conformar originales estructuras. Las plantas de sus edificios plantean un diseño más complejo que las de Berenguer, como es el caso de Ca l’Espinal. La reinterpretación de los estilos del pasado se hace patente en sus edificios con la incorporación de elementos de carácter gótico. La acentuación de las esquinas mediante voladizos y tribunas es otro de sus puntos más característicos.

Volver arriba